Manifiesto de una mamá de chicos

No gritar (tanto) aunque parezca que han entrado a robar en casa.

Si hay que ceder se cede (y si toca ser portera otra vez... ¡a ponerse!).

Lucha siempre, o casi siempre (hoy toca dejarse ganar, para variar).

Llegó la era del trueque. Su merienda favorita a cambio de besos.

Ir de tiendas mola, ir de tiendas mola, ir de tiendas mola. Y si no cuela...

...compra online: verás la luz y nunca más pasarás vergüenza.

Se admiten las peleas como juego de niños (pero sin morder ; ).

Modo reciclaje ON. A coser rodilleras, aunque siempre las hayas odiado.

Concilia si te atreves... ¡y si sobrevives nos cuentas cómo!.

No eres superwoman, ¡ni tampoco un sherpa! (aunque a veces lo parezca).

Sé valiente ¡y ni toda la testosterona del mundo podrá contigo!.