¿Podemos mejorar el fútbol escolar?

En: Root En:

Seguro que las #mamisofboys nos entenderéis algo, porque seguro que el fútbol ya ha llegado a vuestras vidas. Parece que es el deporte estrella de los coles, así que prepárate ¡¡porque puede acabar contigo en un par de meses!! ; ) Entre los entrenamientos, los partidos del fin de semana, los torneos de festivos, Semana Santa, Navidad y Reyes… ¡acabarás amándolo! O no…

Y bueno, hoy queríamos aprovechar este tema futbolero para hablar del fútbol escolar (un poco en tono de protesta) y de algunas de las cosas que creemos podemos mejorar entre todos.

Nos preguntamos… ¿por qué tanta exigencia en el deporte escolar a edades tan tempranas? ¿no juegan por diversión y para hacer deporte? Que parece que tienen que ganar siempre o no cobran los pobres… Demasiada presión, tensión y tontería de sobra en el fútbol escolar, a veces.

Por eso, hoy hablamos de algunas cosas que creemos podrían mejorarse para que no pase lo que desgraciadamente pasa en el fútbol infantil y vemos en el telediario muchas veces. Como siempre, no en todos los equipos, menos mal, pero sí en muchos.

¡Ahí van!

 

Entrenamientos y partidos sin gritos por favor. Los niños juegan para aprender, y siempre es mejor enseñar jugando y con diversión que usar los gritos, las malas formas e incluso los tacos, sí, sí, escuchar palabras inapropiadas en entrenamientos y partidos está a la orden del día. A nadie le gusta que le griten, y a los niños tampoco, están aprendiendo, paciencia por favor.

 

Jugar es lo importante, ganar va después. A todos nos gusta ganar, pero no hacerlo no implica una derrota. A veces quedar segundo no significa necesariamente haberlo hecho mal. Seamos constructivos, veamos lo que podemos mejorar pero siempre desde la positividad, la motivación y el apoyo. Habrá que premiar y valorar también el esfuerzo y el trabajo y dejar de mirar tanto al marcador.

 

Evitar la competitividad entre jugadores. Ellos son niños, juegan cada uno con sus facultades, pero juegan juntos y son un equipo. No entienden de competitividad entre ellos, no la potenciemos, no hagamos que unos se sientan estrellas y otros fracasados. No es justo y así no ayudamos ni a unos ni a otros.

 

Todos deberían jugar por igual. Cada niño tiene sus cualidades y a esas edades tan tempranas las están descubriendo y desarrollando. Ayudarles en esa tarea es lo que debemos hacer y no premiar unas y castigar otras. Que todos los niños jueguen más o menos el mismo tiempo en los partidos es una norma en el papel, pero no lo es en la realidad. Los niños que no desmarcan, que aún buscan su lugar, quedan desplazados al banquillo sin entender por qué. Entrenan igual que todos, le ponen la misma ilusión y el mismo esfuerzo. No tomemos decisiones injustas.

 

Adiós a las malas formas. Tanto entre padres como con árbitros o contrincantes. No a los gritos en los partidos y mucho menos  enfados o peleas. Las imágenes de padres gritando a un niño del equipo contrario o al árbitro son vergonzosas para todos. Si hay que castigar ese comportamiento, pues habrá que hacerlo ¿no?

 

No perdonar el juego sucio. Debemos potenciar el juego limpio desde ya, y no permitir jugar sucio ni en los entrenamientos ni en los partidos. Debemos educar desde el principio o no habrá tiempo para hacerlo después. Patadas mal dadas, enfados desmesurados, zancadillas o empujones no deberían permitirse ni perdonarse.  Si a los 5 años todo vale ¿qué pasará a los 15?

 

No tratar a los niños como adultos. No lo son. Son niños y ellos solo quieren jugar y pasarlo bien con sus amigos mientras hacen su deporte favorito. No es su trabajo, no cobran, no depende nada de un partido ganado o perdido, no se juegan la vida, al menos ellos no, quizá los demás… pero ellos no. Tratémosles como lo que son, niños.

 

Más paciencia y menos exigencia. A veces parece que sólo se les exige hacerlo “bien” pero no se tiene paciencia enseñándoles a hacerlo mejor. No desmotivarles sino motivarles para hacerlo mejor y superarse cada día. Paciencia, son niños, pero aprenderán rápido si les enseñamos bien.

 

Potenciar la diversión y el juego. Dejarles jugar y ser felices con el deporte, lo hagan bien, mal o regular. Que los niños se diviertan, hagan ejercicio, descubran el trabajo en equipo y aprendan valores deportivos que les acompañarán toda la vida debería ser lo importante. Ayudemos a que se diviertan mientras practican deporte, que lo pasen bien. Sólo así podrán mejorar y amar un deporte desde la infancia.

 

Motivar más. Motivar con positividad y cariño, sin gritos y agresividad. La motivación mueve montañas y un niño desmotivado no es feliz y no jugará bien. Valorar su esfuerzo y apoyarle tal y como es le hará mejorar como persona y como jugador.

 

Educar bien desde el deporte. Los entrenadores son educadores y además con mucho poder de influencia sobre los niños. En cada entrenamiento, en cada partido, en cada charla… les educan con sus palabras, con su comportamiento y su actitud. Cuidemos mucho lo que les decimos y cómo se lo decimos. Los valores que aprendes de niño se quedan contigo siempre.

 

Nos negamos a creer que “el fútbol infantil es así” como nos dicen muchos y que no tiene solución. Seguro que entre todos podemos hacer mucho para mejorarlo y evitar situaciones que a todos nos apenan y avergüenzan.

comentarios

Creado en lunes, marzo 27, 2017 Publicado por Estrella Rodriguez Enlace Comentario
Estoy totalmente de acuerdo con vosotras. Que clarito lo habéis dicho, pero aún así parece que nadie se da cuenta y esa es la línea de casi todos los colegios.
Yo cuando mi hijo el mayor me dijo que quería hacer natación y el pequeño me dijo que no le gustaba nada el fútbol respire tranquila.
No me gusta nada el ambiente que hay en torno a ese deporte. La relación de competitividad que hay entre los mismos miembros del equipo y, a veces a los padres se nos va la olla y le reñimos si no han jugado bien un partido o es el propio entrenador el que les echa la bronca. ¡¡Pero q es eso!! ¿¿Tienen que ser ya como Messi??
Creado en viernes, marzo 24, 2017 Publicado por marta Enlace Comentario
Se puede y se debe mejorar el DEPORTE infantil!! (No solo el futbol, aunque parezca que no hay más deportes en este mundo...) Suscribo todos vuestros puntitos, el deporte tiene que ser algo divertido para todos (padres y madres incluidos, aunque a veces los partidos de los domingos de buena mañana sean un suplicio...jeje) y no solo una competicion a ver quien es el mejor siempre!!!
Mostrando 1 - 2 de 2 artículos

Deje su comentario