10 razones por las que los niños "chicos" a veces no molan tanto ; )

En: Root En:

Hace unas semanas os hablamos de las 10 razones por las que los niños molan y mucho, sobre todo como revelación contra la gente que te mira con cara de pena o lástima cuando le dices que vas a tener un niño ¡y no te digo nada cuando les dices que tienes tres!. Para que no lo habéis leído os las dejamos AQUÍ ¡no te lo pierdas!.

Sabéis que nosotras somos #mamisofboys y estamos encantadas, pero hoy os descubrimos nuestras 10 razones por las que los chicos no molan tanto..., a veces... Oye, que son geniales, pero también tienen sus cosillas… Las mamis de chicos ya las sabréis seguro, pero ahí van para las que aún no las hayan descubierto… (no creo que sean muchas ; ) y para las mamis primerizas que esperáis un niño o varios ; )

Son más movidos que las niñas. No, esperad, lo expresamos mejor. Son muuuuuuucho más movidos que las niñas. Y eso a veces genera un estrés y un cansancio que no veas. Olvídate de ir paseando juntos de la mano, en plan idílico, será más bien un paseo agitadillo, entre corre que te pillo, a ver quién gana o cógeme si puedes. Ah! Eso sí, ya te dijimos en el anterior post que esto tiene algo positivo y es que ¡no necesitarás ir al gimnasio!

Son brutos no, lo siguiente. Bien, esto tiene grados dependiendo del carácter del niño peeeeeero, sí, por lo general, son brutos. Son chicos y juegan en plan salvaje, a veces más y otras menos pero es su naturaleza. No juegan a peinar muñecos, ni a dar clase a los peluches, más bien a luchas de superhéroes, batallas de villanos, carreras de coches voladores… Yo me he rendido después de escuchar esto día tras día: “Mamá, no nos estamos pegando, estamos jugando a peleas”. Así que en casa nosotros ya hemos admitido las “peleas” como juegos de niños (pero no se vale morder… ; ) Y con esto enlazamos la tercera razón…

Los juegos de peleas hacen que pueda entrarte locura transitoria. Sí, que a veces ya no sabes ni cómo parar esos juegos, o si es mejor unirte al enemigo porque eres incapaz de vencerle de otro modo. ¿Pero de verdad no se cansan de jugar así? Y mira que nosotras estamos acostumbradas a luchar en la vida, pero en esta guerra seguro que te toca dejarte ganar… ; )

No les gusta ir de tiendas. No chicas, mira lo que son los genes que desde pequeñitos el shoping les da como alergia y las tiendas les provocan urticaria… Así que por más que les repitas “pero cariño si ir de tiendas mola (ir de tiendas mola, ir de tiendas mola…” no consigues nada. Como mucho, consigues una tarde de estrés y locura de tienda en tienda. Así que en este punto un consejo: compra online, verás la luz y nunca más pasarás vergüenza.

Verás más a tu médico que a tu marido y Urgencias será tu segunda casa. Si sí, como lo oyes, que ser movido, chico, bruto y aficionado a carreras, luchas y peleas pues es lo que tiene, que acabas con chichones varios, sustos y alguna que otra brechita en alguna parte del cuerpo seguro…

Resucitarás el antiguo oficio de lavandera. Te entrará complejo de lavandera, profesión en desuso que tú devolverás a la vida. Sí, con chicos en casa os resumimos: tooooooodo el día poniendo lavadoras. Lavar, secar, planchar y vuelta a empezar.

Coser rodilleras pasará a ser tu hobbie. Mira que las hemos odiado siempre y yo decía antes de tener hijos: “¿pero por qué no le compran otro chándal si está viejo en vez de ponerle rodilleras?”. Porque ahora lo entiendo, el chándal no es viejo, quizá esté hasta recién comprado, pero sí, ya ha llegado a casa con un agujero en la rodilla. El primero, bien, pero al segundo o tercero recapacitas y… ¡bienvenidas rodilleras!

La ropa de niño es mucho más fea. Esto es algo que las madres de chicos ya habréis podido comprobar en vuestras carnes… Ir a una tienda y que el 70% sea ropa de niña, toda bonita y adorable…, y el 30% restante (con suerte) sea la ropa de niño, por supuesto mucho menos bonita y adorable que la de niña.

El caos llega a tu casa. El desorden es parte de tu vida ya para siempre. Los juguetes te perseguirán, o más bien, tú perseguirás a los juguetes por los lugares más insospechados de casa. Superman, Batman, los Power Ranges o los transformes serán uno más en la familia. Pasar la escoba debajo del sofá es como abrir una piñata ¡sorpresa seguro!

Prepárate para el deporte ¡forever! Fútbol, baloncesto o tenis. Sobre todo fútbol… suele ser el deporte estrella y puede acabar contigo en un par de meses… Entre los entrenamientos, los partidos del fin de semana y los torneos, si no lo odiabas ya… ¡lo odiarás definitivamente! ; )

 

Y para acabar, un consejo final…

Guarda parte de tu sueldo para su alimentación de aquí a que se vayan de casa. ¡Madre mía! Comen que no veas, sobre todo desde la pre adolescencia… Tanto deporte les genera hambre voraz, nunca es suficiente… (me veo comprando 5 barras de pan al día como hacía mi suegra cuando sus tres niños eran pequeños). 

Pero chicas, no panic, seguid nuestro lema ¡sed valientes y ni toda la testosterona del mundo podrá con vosotras!

Aquí os dejamos un vídeo de un domingo cualquiera en la #mamiofboys house!

comentarios

Creado en miércoles, abril 5, 2017 Publicado por marta Enlace Comentario
PELEAAAAAA!!!!!!
Nosotras (3 hermanas) también nos hemos peleado eh??? y no solo eran peleas de gallos en el sofá.....
ahí lo dejo....
Mostrando 1 - 1 de 1 ítem

Deje su comentario